De Muysc cubun - Lengua Muisca
Saltar a: navegación, buscar
← Lista de muisquismos
Muisquismos léxicos. Gómez, Diego F. & Gómez, José Manuel © (2008 - 2018).

chafí   /ʧ̑a'fi/

(De origen onomatopéyico.)

Var. chafie, chagí, chagiro, chafiro.  Probable clasificación científica: Icterus_chrysater , Icterus_nigrogularis .

I. s. m. Especies de climas cálidos, templados y fríos, propias del continente americano. Su plumaje es de coloración amarillo-anaranjado, con plumaje negro en garganta, alas y cola. Su tamaño oscila entre los veinte a veinticinco centímetros dependiendo de la especie. Su pico es puntiagudo. La alimentación del 'chafí' consiste principalmente en néctar, frutos e insectos. Sus nidos poseen una forma de bolsa o de hamaca donde depositan de tres a cuatro huevos de color blanco con manchas púrpura.
Datos adicionales:

Registrado anteriormente por:

  1. ABO. (2000). Aves de la Sabana de Bogotá, guía de campo. (F. G. Stiles, C. I. Bohórquez, C. D. Cadena, S. De La Zerda, M. Hernández, L. Rosselli, … D. Knapp, Eds.) (Primera Ed). Bogotá: Asociación Bogotana de Ornitología, CAR.
  2. Alario di Filippo, M. (1983). Lexicón de colombianismos (Vol 1.).(2da ed.). Bogotá: Banco de la República, Biblioteca Luis-Angel Arango.
  3. Catálogo de la Biodiversidad de Colombia. Disponible en http://www.biodiversidad.co. Consultado en [2018-02-10].
  4. Giraldo, D. PRÉSTAMOS DE ORIGEN MUISCA EN CUNDINAMARCA Y BOYACÁ.(2011)
  5. Giraldo Gallego, D. (2014). Influencia léxica del Muisca en el español actual clasificada en campos semánticos.Cuadernos de Lingüística Hispánica, 24, 145-162. Tunja: Uptc.
  6. McMullan, M., Quevedo, A., & Donegan, T. (2011). Guía de Campo de las Aves de Colombia (1ra ed.). Bogotá: ProAves.
  7. Olivares, A. (1969). Aves de Cundinamarca. 1ra ed. Bogotá: Dirección de Divulgación Cultural.

Localización diatópica: Pachavita, Chinavita, Sutatenza, Guateque, Garagoa, Guayatá, La Capilla (Boy). Tibirita, Machetá, Manta (Cund).
Campos semánticos: Ave.
Comentarios: Su canto es bastante agradable (de donde se desprende su nombre de origen onomatopéyico), razón por la cual es capturado para mantenerlo enjaulado. En otras regiones se le conoce como turpial, turpial de montaña o toche.