María S. González
1948 - 2019


De Muysc cubun - Lengua Muisca
Saltar a: navegación, buscar
← Lista de muisquismos
Muisquismos léxicos. Gómez, Diego F. & Gómez, José Manuel © (2008 - 2018).

juaica   /'xwaika/

(Del muysca de Bogotá "guaica")


I. s. m. Criatura perteneciente principalmente al folclor de la Región de Oriente de Cundinamarca. Esta criatura o espanto se materializa en un anciano misterioso que tiene como hogar las altas montañas y que persigue o se lleva a la gente, especialmente a las muchachas.
Datos adicionales:

Registrado anteriormente por:

  1. Alario di Filippo, M. (1983). Lexicón de colombianismos (Vol 1.).(2da ed.). Bogotá: Banco de la República, Biblioteca Luis-Angel Arango.
  2. Giraldo Gallego, D. (2014). Influencia léxica del Muisca en el español actual clasificada en campos semánticos.Cuadernos de Lingüística Hispánica, 24, 145-162. Tunja: Uptc.
  3. Gómez, J. M. & Gómez Aldana, D. F. Lista de probables muisquismos. Grupo de Investigación Muysccubun. 2008 - 2018.
  4. León Rey, J. (1951). Espíritu de mi Oriente. Cancionero popular. Bogotá: Imprenta Nacional.
  5. Tobón Betancourt, J. (1997). Colombianismos. Medellín: Secretaría de Educación y Cultura de Antioquia.

Localización diatópica: Boyacá y Región de Oriente de Cundinamarca (sin especificar localidades).
Campos semánticos: Ser mítico, Antropomorfo.
Comentarios: También suele asociarse al vocablo ¨Juaica¨, en la Región de Oriente de Cundinamarca, a estar mal de salud o sufrir un infortunio de cualquier índole. Por lo anterior ¨Juaica¨ en Tobón Betancourt, J. (1997) se encuentra en expresiones como:

¨Me llevó el Juaica¨.
¨Cuidado se lo lleva el Juaica¨.

En León Rey, J.(1951) reza la siguiente copla sobre el ¨Juaica¨:

La muchacha que a los quince,
no se acueste con sus taitas;
que se tranque bien la puerta,
porque se la lleva el Juaica
.


La descripción que se da de esta criatura o espanto, así como sus expresiones derivadas, hace creer que el vocablo ¨Juaica¨ podría equivaler al diablo o a una variante del famoso ¨Mohán¨, por la tendencia a robar o acechar señoritas. Este vocablo se descubrió en fuentes documentales, pero todavía no sabemos si su uso, sus creencias o saberes al respecto, se encuentren aún vigentes en la Región de Oriente de Cundinamarca o en otras aledañas. De encontrarse su uso en la actualidad, podrían saberse más características de esta leyenda o su historia, que enriquecería el sustrato de la mitología aborigen en la Cordillera Oriental.